sábado, 17 de noviembre de 2012

Las flores que el alba te regalará...

A Yerson y Alba


El día que salgan
de la tierra flores,
(solamente flores)
que al sol treparán,
de las de raíces,
colores y olores,
las flores que el alba
te regalará.

Sé muy bien que si me alzo
de mi pecho hasta el sol,
puede hacerlo con mi ayuda
esta niña, esta flor.
(Un gigante, David Luis).
Foto: Pedro Lencina.
      Si canto en casa, las frecuencias que consigan cruzar las ventanas, formarán la melodía de un pájaro enjaulado; hay que sacar las guitarras a la calle.
      Antes hablé de canciones como casas vacías que han de habitarse por niños; hoy pienso en dos ventanas, cada una de un hogar, y de cómo una corriente de aire traza, de una ventana a otra, un camino que atraviesa el mar; por esa corriente, ese hálito, viaja una canción: un regalo que le envía un niño a una niña que no conoce para que esté más contenta (es para lo que sirve cualquier regalo); por el camino, así como las nubes cambian de forma, algunas palabras han cambiado, pero el aliento de la tonada es el mismo. En toda esta historia, yo solamente hice esa canción viajera.
      El día que salgan de la tierra flores fue escrita para Yerson, víctima de una mina anti-personal. El sábado pasado esa canción llegó hasta Alba en el recital de Anuesca en El Campello, junto con un montón de tapones de plástico, para ayudarle a abrir cada día más ventanas, pintadas de paisajes y llenas de aire fresco.
      Pasa por aquí para saber más sobre Yerson y Alba:



      Aquí están las canciones que le dedicamos y cantamos a Alba y a su familia en el recital poético musical de Anuesca:



Noviembre de 2012.
David Luis.

2 comentarios:

  1. Muy hermosa y emotiva actuación; un beso de tu hermana Estefanía.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!